Blog New Era | 5 Grandes Dúos Padre-Hijo del Deporte

gorras-new-era-padres-hijos-1

Jordan, Schumacher, Beckham, Agassi o Ruth. Sin importar cuál fuera su nombre, todos los que amamos el deporte tuvimos un personaje de este medio que se convirtió en nuestro héroe de la infancia gracias a sus increíbles hazañas.

Se acerca el Día del Padre y New Era se dio a la tarea de buscar aquellos deportistas que, además de ser el héroe de miles de niños alrededor del mundo, también se convirtieron en una clase diferente de héroe, uno al que cotidianamente llamamos papá.

La lista sería larguísima, es por eso que se las vamos a poner fácil y nos limitaremos a presentarles a algunos que han logrado transmitir a sus hijos su pasión por el deporte a tal grado que éstos también llegaron a ser atletas profesionales.

 #1 Cesare y Paolo Maldini

El histórico Cesare Maldini vistió la camiseta del AC Milán, equipo del futbol italiano, entre 1954 y 1966. En este tiempo, el mítico capitán rossonero cosechó cuatro títulos de liga y una Copa Europea, convirtiéndose en una de las grandes glorias de la institución. 

En 1985, Paolo, su hijo, vistió por primera vez el jersey que Cesare defendió durante 12 temporadas, continuando así el legado del apellido Maldini.

gorras-new-era-padres-hijos-2

Siguiendo los pasos de su padre, Paolo se convirtió en un referente de los rossoneri, con quienes jugó hasta 2009, conquistando siete títulos de Serie A y cinco Champions League, principalmente.

#2 Clay Jr. y Clay Matthews III

Clay Matthews III llegó a la NFL en 2009 como la selección global número 26 del Draft. Desde su arribo a la liga, Matthews se convirtió en uno de los defensivos más temidos gracias a su fiereza, pero sobre todo, por su etiqueta de ‘cazador’ de quarterbacks.

gorras-new-era-padres-hijos-3

En siete años como profesional, el linebacker de Green Bay ha sido seleccionado en seis ocasiones al Pro Bowl, superando las cuatro apariciones de su padre, Clay Matthews Jr y, al ganar el Super Bowl XLV, rompió una “maldición familiar”, ya que ni su padre ni su tío, Bruce Matthews, pudieron alzar el trofeo Vince Lombardi en sus respectivas 19 temporadas en la NFL.

#3 Calvin y Grant Hill

Calvin Hill es un excorredor  de la NFL que jugó principalmente con los Dallas Cowboys. En 11 temporadas como profesional, Hill fue nombrado Novato Ofensivo del Año, fue seleccionado al Pro Bowl en cuatro ocasiones y ganó el Super Bowl VI con los Cowboys, totalizando 6 mil 83 yardas por tierra, 2 mil 861 más por aire y 65 touchdowns, 42 de éstos por la vía terrestre.

Grant, por su parte, escribió su propia historia en otra de las grandes ligas del deporte estadounidense: la NBA.

gorras-new-era-padres-hijos-4

Fue elejido por los Pistons en la tercera selección global del Draft de 1994 y se hizo rápidamente de un nombre en la liga promediando 19.9 puntos, 6.4 rebotes y 5 asistencias por juego en su temporada debut, convirtiéndose en el Novato del Año.

Hill fue elegido para el Juego de Estrellas de la NBA en siete ocasiones y promedió 16.7 puntos, 6 rebotes y 4.1 asistencias en sus 18 años como profesional; además, conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

#4 Bobby y Barry Bonds

Si bien Bobby Bonds recibió el Guante de Oro en tres ocasiones, fue All-Star en otras tres y bateó la nada despreciable cantidad de 332 home runs en 14 campañas en la MLB, Barry, su hijo, lo superó con creces hasta convertirse en una leyenda de Las Grandes Ligas.

gorras-new-era-padres-hijos-5

Barry Bonds es el líder histórico de ‘vuelacercas’ de La Gran Carpa con un total de 762 y posee un impresionante porcentaje bateo de .298 en 22 temporadas como profesional. Además, fue convocado al Juego de Estrellas en siete ocasiones, ocho veces condecorado con el Guante de Oro y siete más como el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

#5 Archie, Peyton e Eli Manning

Este no es precisamente un dúo, sin embargo, no podíamos dejar a estos muchachos fuera.

Archie comenzó a escribir la historia de los Manning en la NFL en 1971, jugando como quarterback de New Orleans, Houston y Minnesota, retirándose en 1984, finalizando su carrera con 23 mil 911 yardas aéreas y 125 pases de anotación.

Años después, su hijo Peyton aterrizó en Indianapolis como primera selección global del Draft de 1998 para imponer récords y ganarlo todo.

gorras-new-era-padres-hijos-6

Como mariscal de campo de los Colts, Peyton se convirtió en Novato del Año, fue nombrado Jugador Más Valioso en cuatro ocasiones y disputó dos juegos de campeonato, ganando uno de ellos, el Super Bowl XLI.

Posteriormente, Peyton jugó para Denver, equipo con el que consiguió su quinto nombramiento como Jugador Más Valioso, se convirtió en el líder de todos los tiempos en pases de touchdown (539) y, finalmente, coronó su exitosísima carrera ganando el Super Bowl 50.

Por su parte, Eli, también llegó a la NFL con los todos los reflectores sobre sí, pues fue la selección global número uno del Draft del 2004, elegido por los Giants. Eli no se quedó atrás y venció a New England en los Super Bowls XLII y XLVI.

Fotos tomadas de: ESPN.com, FoxSports.com, gazzettaworld.com, postandcourier.com

Categorías:
No se aceptan más comentarios